Seleccionar página

Cerrajeros 24 horas
Siempre es bueno tener dos manojos de llaves, por si alguna se te extravía, se daña o si te lo roban, contar con un duplicado de las llaves más importantes de la casa es algo que debes siempre tener en cuenta.
Cuando acudimos a un cerrajero para que nos haga un duplicado de llaves corremos el riesgo que no funcione bien o inclusive si vamos a cualquier cerrajería exponemos la seguridad de nuestro hogar.
Para a cerciorarnos de que nada le suceda a nuestras llaves ¿Por qué no sacarle copias nosotros mismo? ¡Es posible! Te ahorraras dinero y además es muy sencillo, te presentaremos el método que te ayudará a hacer la copia de una llave.
Método para hacer una copia de llave casera
Los materiales que necesitas para hacer el duplicado de la llave utilizando este método son bastante comunes: una tijera, un mechero, cinta adhesiva y una lata.
Lo primero que debes hacer es calentar la llave original con el mechero. Calentamos la llave hasta que esta se ponga de color negro, te recomendamos sostener la llave con unas pinzas mientras la quemas para evitar que te quemes los dedos con el fuego.
Cuando la llave adquiere una tonalidad negra, es porque la misma ya ha sido un poco veteada por el calor, es momento que la dispongas con mucho cuidado sobre la cinta plástica o los trozos de esta que habrás dispuesto con suficiente anticipación; procura hacer la colocación de la llave de forma muy cautelosa recordando que debes evitar siempre quemaduras.
Prosigue con el retiro bien sea de la llave o de las cintas que se encuentran sobre esta con mucho cuidado, todo esto con la finalidad de obtener el molde ideal para hacer la copia.
Ya obtenido el molde para la nueva llave, lo que necesitamos ahora es el material que utilizaremos para crear nuestra llave. Para ello, lo mejor es utilizar la parte inferior de una lata de comida.
Ahora debes colocar la cinta adhesiva que contiene el molde sobre la parte interior de la tapa, pegándola lo mejor que puedes evitando por supuesto que queden burbujas
Una vez hecho todo esto, es momento de cortar la llave, para lo cual debes tener mucho cuidado, este paso es el más delicado para que la copia sea perfecta.
Para este proceso de corte, lo más idóneo es la utilización de tijeras de puntas finas, que permitan hacer los cortes precisos y en especial de las rendijas de la llave que deben insertarse en el cilindro.
Es importante hacer buenos cortes para evitarte problemas al momento de utilizar la llave.
Una vez cortada la llave, debes probar si funciona para asegurarte de haberlo hecho bien.
Algo adicional que puedes hacer es limpiar la llave con un paño húmedo para quitarle el color negro.
¿Qué hacer si la copia de la llave no funciona correctamente?
¡No vayas a botarla! Todavía puedes solucionar el problema, lo que debes hacer si ves que la llave no funciona como debería, busca una lima pequeña y utilízala para repasar los dientes de la llave.
Ten presente que es una copia de llave hecha con productos caseros, nos será igual de resistente que una copia de llave hecha en una cerrajería o ferretería.
Utiliza la copia resultante con mucho cuidado cuando la insertes en el candado, puerta, ventada o donde la vayas a utilizar, si la doblas o la forcejeas mucho puede dañarse o inclusive dañar la cerradura.
Así que trata de hacerlo con la cautela y el cuidado debido, para que no haya mayores inconvenientes.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies