Seleccionar página

Cerrajeros Urgentes
Si tienes pensado instalar una puerta de seguridad y aun no decides cómo vas a realizarlo, te traemos algunas pautas que te ayudarán a concretar la tarea por ti mismo mientras disfrutas aprendiendo a hacer los arreglos sin necesidad de contratar a un especialista.
Comencemos por caracterizar qué es una puerta de seguridad: es un mecanismo de acceso a un espacio que se fabrica a partir de dos láminas de acero, que adquiere mayor fortaleza por incluir en su interior unos tubos del mismo material; se complementa con una mirilla y una cerradura de alta seguridad.
Procedimiento para instalar la puerta de seguridad
Paso 1. Verificar las medidas del vano o espacio donde irá la puerta.
La medida estándar de este tipo de puertas es de 86 x 205 centímetros, pero si necesitas otra medida, puedes encargar su fabricación.
Durante la medición, debes tener en cuenta que se deben estimar cinco centímetros de holgura para cada lado, de esta manera no se forzará la colocación de la puerta. También hay que verificar el encuadre, para lo cual es conveniente hacer uso de un nivel que permita corroborar que no haya ninguna inclinación; a esto se refieren los instaladores cuando expresan que debe quedar aplomada.
Al estar verificadas las medidas y el nivel del vano, se puede tener la tranquilidad de que las tres cerraduras que llevan estas puertas ajustarán perfectamente: frontal, superior e inferior.
Corresponde ahora tomar las medidas en diagonal del vano, ambas deben coincidir, formando una escuadra, de no ser así, debe emparejarse antes de proceder a la instalación de la puerta.
Dado que el marco también debe ser de seguridad, lo más probable es que haya que lijar el concreto cuando se haga necesario corregir el encuadre y debe hacerse con cuidado para no desnivelar más, de allí la importancia de las medidas y el uso de un nivel.
Paso 2. Instalación de la puerta.
Superada esta parte de medición y nivelación cuando sea necesaria, lo que sigue es el inicio de la instalación de la puerta propiamente dicha, teniendo la previsión de colocar la superficie decorada del lado externo.
Para esta parte de la tarea deben abrirse unos agujeros en el concreto utilizando un taladro y una broca de 14 mm, en los cuales se insertarán pernos de anclaje, denominados así porque se expanden dentro del concreto logrando un mejor agarre; una alternativa ante esto es como colocar un marco de metal soldando sus bisagras.
La opción de la soldadura requiere tomar medidas de seguridad que protejan el cuerpo en su totalidad, con una máscara fotosensible que evita que la iluminación del destello encandile los ojos. Con esto se unirá la puerta a su marco. Si no cuentas con un equipo de soldadura, puedes alquilarlo por el tiempo estimado para realizar la instalación.
Una vez hecho esto, se da paso a la colocación de la cerradura, que también debe ser de seguridad, para lo cual han de seguirse las indicaciones del manual que trae la puerta.
El cuidado que se debe tener en este sentido se inclina hacia la fijación correcta de la cerradura y su mecanismo para que quede firme y funcione como se espera, resguardando la entrada a la vivienda con su sistema de tubos de acero que bloquean la puerta con sus tres cerraduras, la frontal, la superior y la inferior.
Se obtiene con este tipo de puertas no sólo seguridad, sino una estética que puede combinarse con la decoración o estilo de la casa, haciéndola ver como parte de ella, garantizando nuestro descanso y la tranquilidad de la familia.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies